Cómo componer una canción

      No hay comentarios en Cómo componer una canción

Aclaración sobre cómo componer una canción

Este post no ha sido fácil empezarlo. De hecho está escrito desde la experiencia y el trabajo realizado en los últimos 5 años que me he volcado semiprofesionalmente a la música. En la red corren muchos artículos que “enseñan” o dan tips para componer una canción SIN saber música. Siento decirte que si ves alguno de estos artículos no te van a solucionar nada. Es como decirte que te enseño a ser marinero sin saber cómo es el mar ni haber visto nunca un barco. Es imposible. Por tanto voy a contarte mi forma de componer una canción con los links adecuados para que vayas entendiendo lo que voy escribiendo. Vamos allá.

Primeros pasos

  1. Seguramente si has llegado hasta aquí, debo pensar que en tu vida la música está en todas partes. Escuchas mucha música y por tanto tienes el oído “abierto” a diferentes sonidos, timbres, alturas…dentro de una canción. Escucha mucha música.
  2. Lee mucho. Sobretodo poesía. Escucha las letras de canciones preferidas y fíjate en las palabras que enganchan al oyente.
  3. Estudia y analiza su estructura. Por ejemplo estribillo-estrofa-estribillo-estrofa.
  4. ¿Cómo se aprende a correr? corriendo. ¿Cómo se aprende a escribir? escribiendo. Escribe todo lo que puedas, lo que se te ocurra, lo que te pase por la imaginación. Imagina como lo plasmarías con palabras.
  5. Copia. Sí, copia. No estoy hablando de plagiar una obra, pero copiar, al fin y al cabo, es lo que hacemos todos constantemente. Cuando alguien empieza a aprender cualquier disciplina lo normal es que empiece copiando a su maestro o a su ídolo. Es natural. Son las referencias que tienes y es una buena manera de simplificar procesos. Luego ya habrá tiempo de fusionar con otras fuentes, crear nuevas combinaciones e incluir ideas únicas en ti. Por ejemplo, busca una canción que te guste mucho. Busca los acordes de dicha canción. Esos mismos acordes tocados a tu manera con una letra tuya y tu propia melodía son una canción nueva. Así de simple. ¿Sabes la cantidad de canciones míticas que comparten exactamente la misma secuencia de acordes? Pero existen muchas más maneras de copiar: formas de escribir, dejes al cantar, formas de arreglar canciones, ritmos, etc. No digo ni mucho menos que te quedes ahí, no queremos hacer la guerra de los clones, pero sí es un muy buen punto de partida.
  6. Estudia música, pero cuidado. Es obvio que para escribir canciones necesitas saber algo de música. ¿Pero cuánto? Todo depende de hasta dónde quieras llegar y el grado de sofisticación que quieras alcanzar, pero (y este es un gran pero) para empezar a escribir canciones populares NO necesitas perderte en una jungla de conocimientos. De hecho, puede ser muy contraproducente, como fue en mi caso. Hay que empezar la casa por los cimientos. Por ejemplo, con 3 o 4 acordes y una buena letra puedes crear una obra maestra. Punto. Es así. Y te recomiendo que empieces por ahí. Puedes aprender unos acordes básicos con una guitarra, con un piano o con un ukelele (mi última gran pasión) y empezar a escribir canciones justo desde ahí. Luego puedes sofisticarte todo lo que quieras. Pero empieza por lo más básico. Aprende algunos acordes y algunos ritmos para empezar, y como verás a continuación a veces no hace falta ni eso. Al final del post te dejaré algunos acordes para que te vayas animando.
  7. Graba tus ideas sobre la marcha. Lleva siempre una grabadora contigo. Ahora con los móviles no suele haber problema. Tal cual te salga. No lo juzgues. Puede ser un tarareo, una melodía, una melodía ya con letra, una secuencia de acordes, un riff, y en algunos casos, puede que te aparezca la canción al completo. Como siempre, puedes volver después y empezar a trabajarlo y pulirlo. Pero esos momentos son mágicos. A veces puede que te interese grabar una melodía en un idioma inventado para más adelante ponerle letra.
  8. Piensa qué quieres contar. No tienes porqué tener siempre claro de qué quieres hablar en una canción, pero es más fácil hacer una canción redonda si ya partes de una base, de una idea. Puedes querer comunicar una idea, una reivindicación, una denuncia, un sentimiento, una emoción, una preocupación, una confesión, una atmósfera. Lo que quieras. Puede ser transparente y cristalino o puedes querer utilizar metáforas más crípticas. También piensa quién cuenta la canción¿Eres tú mismo? ¿Una parte de ti? ¿Otra persona? ¿El personaje de un libro o de una noticia? Tener claras estas cosas dan una dirección a la canción y un objetivo, dos factores que ayudan en la creación. Si no sabes qué contar, escribe, y lo que te salga.
  9. Confía en ti y en tu subconsciente. Crear es un acto de fe. Desde escribir una canción hasta escribir este artículo. Tienes que creer y confiar en que lo harás. Y así es. Es un proceso que parece mágico y maravilloso. A veces incluso puedes sentirte más poderoso e inteligente de lo que normalmente te crees. Es el poder de los distintos estados mentales. Y tienes que trabajar por crear un estado mental óptimo para escribir tus canciones. Para ello es esencial que no te juzgues y que tires el perfeccionismo a la papelera. ¿Y cómo se hace eso? Pues pasando de esas voces y aceptando tu mediocridad y tus torpezas. El trabajo de exigencia, de excelencia y de filtrar lo que te vale y lo que no ha de venir después. Es un proceso más reflexivo y a posteriori. Pero cuando estás creando, has de fluir en el caos y sus imperfecciones. Permítetelo. Es maravilloso. Siéntete un niño, un principiante. Incluso lo que a veces, durante el proceso de creación te parece que no tiene mucho nivel, en una posterior revisión te puede parecer un gran trabajo. Y al contrario, por supuesto.

Recuerda. Todo en esta vida es práctica. Puedes tener incorporado más o menos talento y capacidad de hacer mejores o peores distinciones que otros. Mayores o menores capacidades vocales. Mayor habilidad al escribir. Pero al final, lo que cuenta y lo que da resultados en esta vida, es el trabajo. Acepta el punto en el que estás, adopta una mentalidad de principiante, cree en ti, y trabaja. Cree en tu imaginación. Ése es el camino.

Espero que des a luz canciones hermosas que abran corazones y despierten conciencias.

Links de interés musical

  1. Aquí puedes crear tu primera secuencia con acordes de guitarra ya preestablecidos.
  2. Aquí tienes un piano virtual para entrenar tu voz.
  3. Quizás te sirva un creador de ritmos virtual

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.