Música. Haz las cosas con ilusión

      No hay comentarios en Música. Haz las cosas con ilusión

Nuestro objetivo: hacer las cosas con ilusión

Esta entrada no es ninguna noticia. Una entrada dirigida a la esperanza que alguien la lea, le ayude a seguir un día más y a despertar el niño que tiene dentro. El único contagio que te deseo es la ilusión por hacer cosas nuevas cada día. Así es como titulaba un estado de Facebook el día 7 de enero.

No hay nada más reconfortante que hacer algo que te guste y que guste a los demás. Si encima te da sustento en esta sociedad tan complicada ya es todo un éxito. Pero lo importante es hacerlo para uno mismo para estar bien consigo mismo.

ilusiónLa música es algo tan necesario como respirar.  Quien no le gusta la música no es de este planeta. Quizás no es ni de este universo tal y como lo conocemos. Estudios revelan que la música es una de las pocas armas que tienen los terapeutas para hacer frente a los enfermos con alzheimer. La música la guardamos en áreas diferentes del cerebro a las que es atacada por la enfermedad. Por eso no es de extrañar que algunos pacientes no recuerden su nombre pero se emocionen cuando escuchan canciones que le emocionaron en su pasado.

Nuestra música particular

Cuando somos pequeños, una de las actividades que solemos hacer es reconocer sonidos. Ya sabemos lo que nos es molesto y lo que es agradable. Cuando nos cantaban una nana, dependiendo si era la voz de nuestra madre o padre tardábamos más en dormir. El timbre de voz era importante a la vez que nos formaba para nuestro futuro musical. La música ya estaba entre nosotros.

Anuncios, películas, paseando por la calle. Allá donde vamos estamos rodeados de música. Ahora te hago una pregunta: ¿Quién te hace esta música? La siguiente pregunta es ¿aprecias lo que oyes? ¿te transporta a algún lugar? Si las respuestas son positivas seguro que eres un erudito/a de la música. Quizás encallado en alguna década que te cautivó gracias a algún grupo del momento. Sea como sea, la música está dentro de ti.

Disfruta de todo lo que haces, escucha música en todo momento adecuada a lo que hagas. Si necesitas relajarte escucha chill-out, soul, smooth-jazz o similares. Si necesitas bailar puedes escuchar desde salsa, heavy, flamenco o rumba. Hay estilos para todos. Busca el tuyo pero recuerda que si no lo encuentras quizás estés muerto en vida.

 

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.